Buscando Sonrisas es un fenómeno que ha crecido como la espuma en poco tiempo. Un grupo de amigos con ganas de ayudar y de hacerlo al lado de casa, muy conscientes de que a la vuelta de la esquina hay mucha gente que necesita nuestra ayuda. Trabajan con jóvenes, con ancianos o con personas en situación de exclusión social.

Los conocemos por el trail nocturno de Santander, el más bonito del mundo; el congreso de Valores que reunió en su primera edición 1.500 alumnos de institutos de Cantabria; la construcción del parque infantil del hospital Valdecilla… Muchas cosas, mucha actividad, unas veces muy espectacular, otras veces más modesta y singular, pero siempre de corazón y con toda la buena voluntad del mundo.

Nosotros también creemos que un día sin una sonrisa es un día perdido, así que siempre que podemos facilitamos que puedan contar con nosotros para apoyarse en sus producciones. Y si también les podemos echar una mano para relacionarse más y mejor, pues miel sobre hojuelas.